Thursday, December 14, 2017
 
 
Video: Page (1) of 1 - 01/06/14 Email this story to a friend. email article Print this page (Article printing at MyDmn.com).print page facebook
¯¯Un Gran Hermano tras su ordenador?

By DMO Affiliate
¯¯Es posible proteger nuestra privacidad en plena era digital?. Las revelaciones de Edward Snowden sobre la magnitud del espionaje estadounidense parecen haber despertado a Europa. Todo lo que hacemos a trav¯¯s de la red es visto o grabado, ya sea por Estados Unidos o por las empresas privadas. ¯¯¯A¯¯n va a pasar mucho tiempo hasta que nos demos cuenta de la magnitud de estas revelaciones¯¯¯, nos cuenta J¯¯r¯¯mie Zimmermann, ciberactivista, ¯¯¯as¯¯ como del impacto que tienen en nuestra sociedad, y de nuestra relaci¯¯n con el poder y con la tecnolog¯¯a¯¯¯. Hace siete meses estalla el llamado esc¯¯ndalo Prisma. Como ya sabemos, y con el pretexto de la lucha contra el terrorismo, la NSA recoge a trav¯¯s de los gigantes estadounidenses de la red los datos personales de millones de personas en todo el mundo. Una colecci¯¯n masiva e indiscriminada. M¯¯s all¯¯ de las tensiones diplom¯¯ticas, el caso tuvo el m¯¯rito de abrir un debate sobre un tema importante de nuestro tiempo: la producci¯¯n masiva de datos a trav¯¯s de la red, tambi¯¯n llamado Big Data, ¯¯est¯¯ condenada a convertirse en un Gran Hermano?. En Par¯¯s se encuentra La Quadrature du net, La cuadratura de la red, una asociaci¯¯n l¯¯der en la lucha por los derechos de las libertades en la era digital. J¯¯r¯¯mie Zimmermann, uno de sus fundadores, hace hincapi¯¯ en el problema de la hegemon¯¯a de los los gigantes estadounidenses. ¯¯¯Sus modelos tecnol¯¯gicos y econ¯¯micos est¯¯n basados en la recopilaci¯¯n masiva de datos de todo el mundo. Y esta hipercentralizaci¯¯n de datos es una de las ra¯¯ces, uno de los pilares de la vigilancia en masa que vivimos actualmente¯¯¯. Estos ciberactivistas claman y trabajan por algunas alternativas. Por ejemplo, DuckDuckGo, un buscador que no almacena ning¯¯n tipo de informaci¯¯n personal. La Quadrature du net insiste en la necesidad de cambiar de mentalidad como una de las claves para revertir esta situaci¯¯n, olvid¯¯ndose de esa visi¯¯n enga¯¯osa de un mundo dividido entre los que los que dominan la inform¯¯tica y los que no. ¯¯¯Por un lado, el ordenador es ese producto que sale de su caja y poco menos que camina solo, un aparato muy f¯¯cil de usar¯¯¯, nos dice Zimmermann. ¯¯¯Pero por el otro son esas letras blancas sobre una pantalla en negro, algo que no entendemos, que se nos escapa. En realidad, se trata de la tecnolog¯¯a que controlas y de la tecnolog¯¯a que tienes el potencial de controlar, pero que has de aprender. Estoy convencido de que en pleno siglo XXI, no saber de esto, no saber donde est¯¯n tus datos ni poder explicar la naturaleza de la arquitectura de estos sistemas de comunicaci¯¯n ser¯¯ lo equivalente a ser analfabeto. Ser¯¯ como estar todo el d¯¯a firmando contratos sin saber leer¯¯¯. En Europa, la protecci¯¯n de la vida privada est¯¯ considerada como un derecho fundamental. Cada pa¯¯s tiene su autoridad p¯¯blica encargada de proteger este derecho. En Francia es la CNIL, la Comisi¯¯n Nacional de Inform¯¯tica y Libertad. Su presidenta, Isabelle Falque-Pierrotin, se niega a ver en este esc¯¯ndalo un fracaso de las autoridades de supervisi¯¯n, y hace un llamamiento a una respuesta pol¯¯tica y jur¯¯dica de manera clara a nivel europeo. ¯¯¯Ser¯¯a un fracaso si en efecto Europa no fuera capaz de poner en marcha unas condiciones de funcionamiento tras lo sucedido con el esc¯¯ndalo Prisma¯¯¯, reconoce Falque-Pierrotin. Creo sin embargo que esto nos debe valer para negociar un nuevo marco jur¯¯dico en el que desarrollar una pol¯¯tica sobre estos temas en la Uni¯¯n Europea, as¯¯ como un marco de cooperaci¯¯n entre los servicios de inteligencia europeos y estadounidenses que hoy por hoy no existe¯¯¯. En Bruselas, la batalla se prolong¯¯ durante tres a¯¯os en torno a la reforma de la legislaci¯¯n de la Uni¯¯n Europea sobre protecci¯¯n de datos. Una larga y compleja batalla en la que particip¯¯ de manera virulenta el lobby americano de Internet. Derecho al olvido, consentimiento expreso de los usuarios, procesamiento de datos...los asuntos a tratar son muchos. Y el objetivo es claro: crear un marco legislativo entre los pa¯¯ses de la Uni¯¯n Europea. A finales de octubre un comit¯¯ del Parlamento Europeo aprob¯¯ finalmente un texto. Pero los debates sobre el tema contin¯¯an ahora con la Comisi¯¯n y los Estados miembros. Mientras algunos, como los representantes de la industria norteamericana de internet luchan por evitar una reglamentaci¯¯n que consideran demasiado restrictiva, otros luchan por que esta no quede en nada. Es el caso de EDRI, una organizaci¯¯n afincada en Bruselas que defiende el derecho a la intimidad. Su director ejecutivo, Joe McNamee, nos habla de los avances logrados: ¯¯¯Hubo mucha discusiones antes de las revelaciones de Snowden en lo que respecta a las normas sobre la transmisi¯¯n de datos a las autoridades fuera de la Uni¯¯n Europea. Y el consenso fue muy amplio acerca de que estas reglas no deb¯¯an ser fortalecidas. Tras las revelaciones de Snowden todo cambi¯¯, y ahora parece que hay un consenso entre los estados miembros y el Parlamento Europeo en que las normas tienen que ser claras, comprensibles y fiables¯¯¯. La parte m¯¯s importante de la futura reglamentaci¯¯n es la que est¯¯ destinada a regular las pr¯¯cticas empresariales. En cuanto a los controles que llevan a cabo los gobiernos, a¯¯n queda mucho por hacer, como nos confiesa Sergio Carrera, polit¯¯logo. ¯¯¯Quiz¯¯s la lecci¯¯n m¯¯s importante que hemos aprendido es cu¯¯n libres son los servicios de inteligencia. No s¯¯lo los americanos, tambi¯¯n los europeos. Creo que es importante buscar la manera de fortalecer el control sobre las actividades de estos servicios de inteligencia y sobre la vigilancia a los ciudadanos. Porque son aspectos que en este momento est¯¯n muy abiertos a diversas interpretaciones legales¯¯¯. Durante nuestras vidas interconectadas, la vigilancia habr¯¯ de jugar siempre un papel importante en asuntos econ¯¯micos y de seguridad. Aspectos que en verdad pueden, y deben, ser compatibles con nuestro derecho a la privacidad.
¯¯Un Gran Hermano tras su ordenador?





Page: 1


null
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 





Our Privacy Policy --- About The U.S. Daily News - Contact Us - Advertise With Us - Privacy Guidelines