Sunday, November 19, 2017
 
 
Video: Page (1) of 1 - 01/17/14 Email this story to a friend. email article Print this page (Article printing at MyDmn.com).print page facebook
El juicio de Hariri podr¯¯a reabrir heridas profundas en el L¯¯bano

By DMO Affiliate
Su recuerdo est¯¯ presente en numerosos lugares de Beirut y su imagen divide a los que por all¯¯ pasean. A unos les causa pena, a otros rabia. Han pasado 9 a¯¯os desde su asesinato y la verdad sobre lo ocurrido con Rafic Hariri puede que salga a la luz, pero puede ser una verdad tan explosiva que ponga en peligro la estabilidad del pa¯¯s. Fue cinco veces primer ministro, durante diez a¯¯os en total. Estaba al mando del pa¯¯s cuando se adopt¯¯ la resoluci¯¯n del Consejo de Seguridad de la ONU que exig¯¯a, entre otras cosas, la retirada de Siria del L¯¯bano y el fin de las actividades militares de Hizbul¯¯. Esto le cost¯¯ la vida el 14 de febrero de 2005, cuando ya ni siquiera era primer ministro. En el atentado murieron 22 personas. Casi dos toneladas de explosivos empa¯¯aron el cielo de Beirut y cerraron un cap¯¯tulo en la historia. El atentado, por el que se acus¯¯ a Damasco, revolvi¯¯ al pa¯¯s, tanto emocional como hist¯¯ricamente y provoc¯¯ la Revoluci¯¯n de los Cedros. Una serie de manifestaciones terminaron con una gran concentraci¯¯n, el 14 de marzo, de m¯¯s de un mill¯¯n de libaneses (un tercio de la poblaci¯¯n), furiosos por este atentado que atribuyeron a los servicios secretos sirios. La poblaci¯¯n se uni¯¯ en torno a una reivindicaci¯¯n: que los sirios se fueran del L¯¯bano para recuperar la soberan¯¯a plena. Su deseo se cumpli¯¯ un mes m¯¯s tarde. Debido a la presi¯¯n popular e internacional las tropas sirias abandonaron el pa¯¯s despu¯¯s de 30 a¯¯os de ocupaci¯¯n y de manipulaci¯¯n de la vida pol¯¯tica libanesa. Pero la sombra siria no desapareci¯¯ tras esta retirada y la fractura entre chi¯¯es y sun¯¯es tampoco. El juicio, aunque supone una oportunidad de conocer por fin la verdad, podr¯¯a reabrir heridas muy profundas. Preso de una profunda crisis pol¯¯tica e institucional, el pa¯¯s sufre los da¯¯os colaterales de la guerra en Siria. Los atentados y asesinatos se suceden, como este de diciembre. En ¯¯l muere una persona muy pr¯¯xima del exprimer ministro, su exministro de econom¯¯a en el exilio, Mohamad Chatah, conocido por sus fuertes cr¯¯ticas contra Al Asad y Hizbul¯¯. ¯¯¯No creo que el Tribunal, incluso habiendo un veredicto claro, vaya a evitar m¯¯s asesinatos pol¯¯ticos, desgraciadamente. Porque han estado ocurriendo durante d¯¯cadas y volver¯¯n a suceder. Lo verdadera cuesti¯¯n es, ¯¯ayudar¯¯ este tribunal a las autoridades libanesas, las pol¯¯ticas y policiales, a tener una mayor capacidad y una mayor voluntad para poder lidiar con estas cuestiones desde dentro?¯¯¯, explica el analista pol¯¯tico, Rami Khouri. El juicio sobre Hariri y el conflicto sirio muestran la misma fractura entre los libaneses. Por un lado Hizbul¯¯, que habla de un complot entre Estados Unidos e Israel para entrometerse en el conflicto sirio a favor de Al Asad y contra los rebeldes. Por otro lado, los sun¯¯es del clan Hariri que esperan que llegue el d¯¯a en el que Hizbul¯¯ responda de sus actos.
El juicio de Hariri podr¯¯a reabrir heridas profundas en el L¯¯bano





Page: 1


null
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 





Our Privacy Policy --- About The U.S. Daily News - Contact Us - Advertise With Us - Privacy Guidelines